• El uso principal de la albahaca es culinario, el más conocido quizás sea en la pasta o las pizzas, aunque también tiene propiedades medicinales.
  • Muy sabrosa en combinación con ajo, las aromáticas hojas de la albahaca juegan a la perfección con toda clase de ensaladas.
  • La hierba fresca se puede mantener en el frigorífico durante cortos periodos de tiempo guardada en una bolsa de plástico o durante periodos más largos en el congelador.