• Su sabor no llega a ser tan potente como el de la cebolla, pero tampoco tan suave como el del cebollino.
  • Todas sus partes son comestibles y pueden usarse indistintamente en la cocina.
  • La cebolleta es una excelente fuente de nutrientes esenciales.